“Yo no fumo ni tomo, pero éste fue un gusto caro”, Germán Miranda y su presidencia en Chimbarongo FC

269
0
Compartir

No estaba muerto, tampoco andaba de parranda. Luego de una extensa jornada de trabajo, Germán Miranda llega pasado de las 20 horas a su casa, en donde asegura siempre haber estado ante las dudas de un cambio de domicilio en medio de las criticas por su gestión en Chimbarongo F.C.

Entrevista y autoría Christian Cereceda/ Chgo.

Es difícil tener comunicación con el ex presidente de la institución, pero el propósito de coordinar una conversación no sufre mayores inconvenientes. “Siempre doy la cara”, comenta. En uno de sus tantos muebles, posee centenares de agendas y cuadernos con números, boletas y estadísticas de su constructora. En medio de aquellos papeles, saca un cuadernillo con cifras económicas de Chimbarongo Fútbol Club, y al lado coloca su celular con correos electrónicos relacionados a la institución.

Así comienza este diálogo que, sin exagerar, se extendió por más de dos horas. A continuación, la confesión de Germán Miranda, ex presidente de Chimbarongo Fútbol Club.


Antes de cualquier pregunta, consultarle si hoy se encuentra tranquilo con la administración que lideró en Chimbarongo F.C.

Estoy tranquilo, porque Chimbarongo se mantiene en la categoría y está bien catalogado en la división. Yo no me voy a desgastar, tengo la conciencia tranquila.

La gente cree que con 55 millones esto funciona, pero hay un gasto de ANFA (6), Búnker (1,6), implementación (4) o locomoción (12). Fred Gayoso armó un equipo carísimo para campeonar (Copa Absoluta 2016), la primera planilla fue de $9,8 millones. Sólo el cuerpo técnico cobraba 1,8 millones, pero los resultados no avalaron dicho gasto. La gente no sabe que el equipo comienza a funcionar en febrero, y la subvención recién llega a fines de julio, entonces ¿quién ponía la plata? Creo que desde 2014 a hoy tengo más de $70 millones invertidos.

Tengo la conciencia súper tranquila, no nos podemos hacer los lesos ni tontos. Me duele que la comuna hable sin conversar primero conmigo, me saqué la mugre y nadie agradece. Incluso circulan en redes sociales que me había quedado con la plata, pero si aún debemos y ¿quién las pagará? A mí nadie me puede criticar, porque quienes critican entran por Unión Juvenil y ni pagaba las 2 lukas de entrada. La única persona que ayudó con corazón fue Don José Hevia. Los invito a revisar las cuentas, todo está detallado y en orden incluso las quiero publicar, usted mismo las puede subir (apuntando a esta plataforma*).


Las principales críticas apuntan a la situación financiera de la institución, principalmente en sueldos y la rendición de 2016. ¿Por qué hubo retrasos en cada mes? ¿Faltó orden administrativo?

Nosotros en el Estadio vendíamos 70 lukas y gastábamos 40, y las ganancias se repartían entre los jugadores. La única vez que hicimos dinero fue con Vial, con cerca de 300 mil. Y a eso súmele cancelar la localía a ANFA. El buffet no es ni será negocio.

Es lo que conversamos primero. La temporada comienza en febrero, y la subvención llegaba recién a mitad de año o después. Todos quieren vivir de esta categoría, pero deben hacer otras cosas. Acá habían sueldos altos, y también había que pagar pensión. Es verdad que los sueldos no llegaban, pero no hay plata.

Mis disculpas, pero no llegó el alcalde, ningún concejal, nadie se acercó a ayudar. Todos quieren lucrar. Una vez fue a hablar al Cóndor (la tienda), y me dijeron que no les importaba la comuna sólo su negocio. No tengo la obligación de poner plata de mi bolsillo, y me molesta que en la misma barra gritaran que se debían sueldos, siendo que ellos tienen plata para comprar cerveza y no pagar la entrada, y además se daban la molestia de arruinar el espectáculo.

Chimbarongo Fútbol Club no tiene patrimonio, las camisetas las compré yo, el búnker lo armé yo, las camas yo, la cocina yo, el gas yo, todo al contado con dinero personal.

Mire, la subvención llegaba a mitad de año. ¿Quién pagó hacia atrás? Tenemos tres socios inscritos, que sólo están inscritos porque no pagaron nada. La gente no se ha dignado a preguntar bien, se guían por los comentarios. A Fred Gayoso lo eché yo, porque cobraba mucho y no habían resultados. Se publicó en facebook que tenían sueldos impagos, pero lo hacía gente que no lleva nada en este proyecto. Muchos se tomaron atribuciones sin fundamentos, así es fácil.

Equipo Técnico compuesto por Fred Gayoso y sus colaboradores.

Cuando llegó la subvención, unos 20 millones se fueron en un día como si nada. Se pagaron 10,6 a los mimbreros, 10 de deudas y otros gastos. La subvención se recibió y se pagó, no duró nada. Es por eso que en septiembre ya teníamos problemas. Se deben sueldos, pero no hay plata.

Equipo Administrativo que acompañaba a Miranda en Chgo. FC
Equipo Administrativo que acompañaba a Miranda en Chgo. FC
Según fuentes cercanas la rendición 2016 se encuentra en orden, sólo faltaría una fracción económica que depende de una factura retenida en tesorería. ¿A qué se debe esta irregularidad? ¿Se solucionará en el corto plazo?

A ver, para que sea transparente. Hay que rendir, pero los números del 2016 están en orden. Además, hay que pagar a ANFA (1,5) y pagar impuestos (3,5) o sea faltan cinco millones. Si yo no tuviera plata, ¿quién rendiría? Es verdad que tengo una factura retenida, porque tuve un “pinchazo” de tesorería por unos impuestos que debo devolver por temas empresariales personales. Mi abogado, Víctor Toro Arce, tiene listo la condonación de la deuda y debería estar listo en unos 15 días más. Y estando listo, ¿Quién paga? Y ojo, esa factura dice Germán Miranda Muñoz, no Chimbarongo FC. Es por un trabajo que yo hice, pero que destinaré al club.

Mi empresa tiene gastos, y no sacaré fondos de ella porque sería irresponsable. La gente pregunta cuándo va a llegar la plata, si el club no tiene plata no tiene nada. Sólo tiene deudas. No es que esté en contra de nadie, pero algunos se dejan llevar por barbaridades que no tienen asidero.

Tengo un trabajo en Requínoa que quizás salga antes que la factura retenida, y de ahí sacaré por voluntad propia. Dejaré clara las cuentas, será dentro de este mes o en 15 días. Es un tema complicado.

Una vez hicimos un bingo para sortear una moto, pero no vendimos números ni de 500 pesos. La gente es cero aporte. Yo recuerdo que cuando subió Chimbarongo, todos estaban celebrando, pero cuando estuvimos mal yo era el sinvergüenza.


El corte de los eucaliptus fue una acción destinada a solventar la situación económica del club. Sin embargo, desde la interna acusan que aquellos fondos no se inyectaron. ¿En qué se invirtió estos recursos?

Los fondos se los llevaron los jugadores. La tala de aucaliptus fue por una licitación que Germán Miranda y su empresa se adjudicó, en ese trabajo hay que pagar las maquinarias (2) y trabajadores (8).

El excedente fue de seis cheques de 1,2 millón cada uno, cada uno a 30 días, que se lo cambiamos a los mimbreros con interés económico de por medio. La venta de leña fue íntegra para los jugadores. Quiero dejar en claro que esa licitación se la ganó mi empresa y la leña (2,7) la compré yo, no fue de Chimbarongo Fútbol Club, y yo se la doné al club para hacer caja. Existe un concepto errado. Además, la leña estaba apolillada y con suerte dio 400 mil kilos. Acá no hay nada oculto, incluso no debería por qué decirlo públicamente.

No todas las personas piensan como yo, de regalar la plata sin interés de por medio. Siempre he aportado, porque sé lo que es tener necesidad. Trabajo a la par de mis maestros, y no tengo la necesidad de robar como dicen. La gente es muy buena para hablar, pero no se da el tiempo de preguntar. Dijeron que iba a vender la casa, que me iba a arrancar, y aquí estoy.


¿Con qué episodios vividos en Chimbarongo Fútbol Club se queda?

Cuando subimos en 2014, porque fue de bastante sacrificio. El 2015 estuve complicado de salud, pero igual iba al estadio aunque me estuviese muriendo. Recuerdo cuando le ganamos a Osorno en el sur, con cuatro hinchas nuestros en galería. Aunque nos insultaran, igual apoyamos. Estoy orgulloso de participar en la institución, yo no fumo ni tomo pero éste fue un gusto caro. Estamos bien catalogados en Tercera División, tampoco es dejar la vara alta, pero costó un kilo llegar ahí.


Chimbarongo inició su temporada 2017, aunque con incertidumbre deportiva y económica. ¿Cómo proyecta esta temporada?

Le deseo lo mejor a los chiquillos, que les vaya muy bien. Que se esfuercen como yo, porque hice un esfuerzo al 200%. Me gustaría que los dirigentes nuevos hagan lo mismo, y si necesitan un apoyo ahí estaré porque me siento parte del sacrificio; mi diario vivir está con el club. Quiero que los niños nuevos vengan con disposición, porque hoy nadie viene a jugar por amor al club. Deben entender que esto es una vitrina para ellos, no para dirigentes, alcaldes o periodistas. Tienen que jugársela al 100%, y espero que no tengan los inconvenientes que tuvimos nosotros.


Aún resta la pronunciación de la administración municipal con respecto al apoyo que brindará al Club. ¿Cree que este gobierno tiene feeling con el proyecto?

He conversado dos veces con el Alcalde (Marco Contreras). Una vez de pasadita y otra de forma oficial con la directiva. Él tiene ganas de apoyar, pero dice que depende del Concejo Municipal. Quedó de responder el 31 de enero, estamos a 3 de marzo, incluso le enviamos un oficio y no ha llegado nada. Gracias a Héctor Bozán Chimbarongo F.C está inscrito, pero hasta hoy el equipo se puede quedar sin subvención. Ojalá la administración apoye, ojalá tengan la sabiduría de lo que representa este proyecto.

Chimbarongo F.C no es un club particular, es un club que nació bajo el alero municipal. Nace como vitrina para los jugadores locales, no de la noche a la mañana bajo la idea de dirigentes. La Municipalidad debe entenderlo así, porque me gustaría que se den el tiempo de analizar este proyecto. Sin hay respaldo municipal, no hay club. Y ojo, si es que aprueban la subvención llegaría a mitad de año, entonces ¿quién va a solventar el primer semestre?


Desde que viene apoyando, ¿qué jugadores le llamaron la atención?

A pesar de las diferencias, creo que Jonathan Salgado fue una persona entregada al club. Hemos discutido y luego un apretón de mano, sé que la ha pasado mal pero tiene bastante compromiso. A quien encuentro taletoso, caballero y educado es Carlos Díaz, siempre estuvo motivando a sus compañeros. Otro de los jugadores que me gustaba era Tito Caro, ojalá continúe este año, aunque tiene una parte débil que él y su círculo lo sabe. Aún creo en él, pero primero debe reencontrase consigo mismo.

Dentro de todo me quedo también con Williams Sepúlveda, porque logró salir de Chimbarongo. Creo que nadie se ha puesto a pensar en eso. Rodrigo González y Diego González también salieron de acá. Creo que esto es el mejor pago, porque sabes que los tuviste bajo tu amparo. Que estén triunfando es bonito, es satisfactorio y me alegro mucho.


//Las declaraciones y cifras emitidas son de exclusiva responsabilidad de Germán Miranda. Si bien la entrevista se extendió por más de dos horas, en muchas ocasiones reiteró comentarios ya entregados o que sólo sirven para contextualizar este complejo escenario. Finalmente, esta plataforma social *Facebook Christian Cereceda* no omitió ningún comentario, todo fue incorporado sin filtro.//